El Comité del Patrimonio Mundial decidió hoy no incluir a la Catedral, el Alcázar y el Archivo de Indias de Sevilla en la Lista del Patrimonio Mundial en Peligro, pero indicó que se requieren garantías de que los nuevos desarrollos urbanísticos no dañen las características de la zona.

El Comité rechazó la propuesta de los expertos de poner el casco histórico de Sevilla en la "lista negra" debido a las obras de la Torre Pelli-Cajasol, que una vez quede terminada será el edificio más alto de Andalucía, con una altura de casi 180 metros, según informó la Unesco.

En 2013, el Comité podría volver a estudiar la situación de Sevilla, ya que la decisión de no incluir Sevilla en Lista del Patrimonio Mundial en Peligro se refiere a específicamente a "este año", como señala la Unesco en su Twitter.

Se espera que el Comité apruebe una resolución sobre Sevilla en la que se le pedirá que prohíba la construcción de nuevos rascacielos para impedir el impacto visual en el paisaje histórico de la ciudad.

Antes de la votación, el alcalde de Sevilla, Juan Ignacio Zoido, intervino en la sesión del Comité y explicó que existen impedimentos legales para detener la construcción de la Torre Pelli-Cajasol, que, según el edil, no tendrá ningún tipo de impacto en los tres principales monumentos de la ciudad.

La XXXVI sesión del Comité del Patrimonio Mundial de la Unesco comenzó el pasado domingo y se extenderá hasta el próximo 6 de julio.