El director del Master 1000 de Madrid, Manolo Santana, declaró hoy en la página web del torneo que la decisión de la ATP de prohibir la pista azul "no cierra la puerta de manera definitiva a la tierra batida azul", y también garantizó unas pistas de calidad para 2013.

"Seguimos pensando que el futuro pasa por el color azul. Todo pasa por hacer unas pistas de calidad, con una tierra de primer nivel, independientemente del color de las mismas", manifestó Santana en la entrevista concedida a la web oficial de la competición.

Además, Santana aseguró que para 2013, Madrid tendrá unas pistas "de tierra batida roja y del nivel que se exige a un torneo Masters 1.000 ATP World Tour" que "harán que todos los tenistas quieran estar en la Caja Mágica", pero que "si fueran azules, el nivel también sería igual".

El director del torneo también hizo hincapié en la importancia que tiene este color en un juego más visible, motivo por el cual apoya la idea del propietario, Ion Tiriac, de "seguir con el azul", apuntando que "en la tierra roja lo que no se puede es mejorar la calidad de la visibilidad".

Preguntado por si los tenistas deberían preocuparse sobre la próxima edición de la competición, Santana respondió que "Madrid no les va a defraudar".

"Son muy inteligentes, son los primeros en saber lo que significa Madrid y la ilusión con la que vienen es máxima", añadió