El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, mantuvo hoy una conversación telefónica con su par francés, François Hollande, para "continuar su diálogo sobre el desarrollo económico en Europa".

La Casa Blanca emitió un corto comunicado en el que informó de la charla entre ambos mandatarios, en la que han "discutido la importancia" de mantener "esfuerzos continuados para promover el crecimiento y la estabilidad en la Eurozona".

Precisamente hoy, Hollande y la canciller alemana, Angela Merkel, subrayaron en París la gravedad de la situación que atraviesa la Eurozona y la necesidad de profundizar en la unión económica y monetaria.

Hollande hizo hincapié en la solidaridad entre los Estados, y expresó que es un deseo compartido por uno y otro mandatario.

"Los dos queremos profundizar en la unión económica y monetaria para llegar a una integración y una solidaridad. Tanta integración como sea necesaria y tanta solidaridad como sea posible", dijo el presidente francés, según el cual es el espíritu con el que acuden mañana al Consejo Europeo.

Obama se reunió con ambos líderes europeos hace dos semanas en la cumbre del G20 en Los Cabos (México), donde obtuvo un pacto por el crecimiento global y el compromiso de los europeos de tomar más medidas para que su crisis no se expanda a EE.UU. y a otros países.

Entonces, el presidente estadounidense mantuvo una reunión bilateral con Merkel, una de las más reacias a combinar crecimiento y disciplina fiscal.

Las posibilidades de reelección de Obama están ligadas a la recuperación de la economía estadounidense, todavía débil, y que a su vez depende estrechamente de la evolución de la crisis europea.