Un 80 % de los alemanes opina que la canciller alemana, Angela Merkel, "tiene los pies en la tierra", y uno de cada cinco no ve "nada típicamente femenino" en ella, según revela un sondeo del instituto demoscópico Forsa publicado hoy por la revista femenina "Brigitte".

El 92 % de los alemanes consideran que la jefa del Gobierno alemán es "ambiciosa" y sólo el 18 % de los encuestados piensa que la líder cristianodemócrata muestra sus sentimientos como lo acostumbran a hacer las mujeres.

En tanto, un tercio de los encuestados ve en la primera mujer al frente de la Cancillería federal un ejemplo a seguir.

Esta opinión es más acentuada en el este del país (47 %), de donde es originaria Merkel, que en el oeste (31 %) y también más compartida entre las mujeres.

Según "Brigitte", que dedica en su último numero un dossier a la canciller con el titulo de "Mrs. Germany", Merkel no niega su feminidad, pero tampoco se esfuerza por resaltarla.

"Ahí radica su independencia, que con frecuencia se confunde con una falta de carisma", señala la publicación.

La canciller, que acostumbra a vestir sus ya inconfundibles trajes de pantalón y chaqueta, causó un gran revuelo al lucir un pronunciado escote en la inauguración en abril de 2008 de la nueva ópera de Oslo, acto al que acudió invitada por el rey Harald V de Noruega.

Esa fue la única ocasión que se recuerda en la que la canciller federal mostró abiertamente su lado mas femenino al vestir un largo traje de noche, ya que ni tan siquiera se la ha visto con falda.