El cuerpo médico que atiende al vicepresidente colombiano, Angelino Garzón, le retiró la "asistencia ventilatoria", aunque continua en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) de la clínica Reina Sofía de Bogotá, a donde ingresó el pasado 14 de junio, informó hoy la institución.

Garzón, de 65 años, "está consciente y se retiró la asistencia ventilatoria mecánica" y continúa "bajo control médico estricto" y en "proceso de rehabilitación integral", según un comunicado de prensa difundido este miércoles.

La Clínica Reina Sofía agregó que en caso de presentarse alguna novedad en el estado de salud lo informará oportunamente, previa autorización de la familia Garzón.

El pasado 21, Garzón fue sometido a un "reposo cerebral" inducido a fin de evitar un posible deterioro del área afectada por la lesión, el mesencéfalo, que compromete funciones vitales, según los médicos.

Esta es la segunda complicación grave en la salud de Garzón desde que asumió la Vicepresidencia de Colombia el 7 de agosto de 2010, cuando sufrió una dolencia cardíaca y fue sometido a una intervención quirúrgica que le mantuvo incapacitado durante varias semanas.