La Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) denunció hoy la "ola de detenciones y amenazas de encarcelamiento" que sufren los periodistas independientes cubanos, así como la falta de libertad de prensa y asociación en Cuba.

La SIP recogió en un comunicado la denuncia efectuada por la agencia cubana independiente de prensa Hablemos Press, que alertó esta semana en un vídeo sobre el aumento de la represión que sufren los periodistas independientes cubanos.

En el vídeo de doce minutos de duración, difundido a través de su web (www.cihpress.com), el fotoperiodista Gerardo Younel Ávila denunció que fue detenido en mayo pasado y nuevamente el pasado sábado.

Asimismo, el editor cubano Ernesto Aquino fue citado el 11 de junio por las autoridades y los periodistas Calixto R. Martínez y Magaly Norvis Otero sufrieron amenazas en mayo y junio, respectivamente.

Norvis fue citada a "una estación policial" donde se le advirtió que si continuaba con sus actividades periodísticas y de "propagada enemiga" sería encarcelada, según esa agencia.

El presidente de la Comisión de Libertad de Prensa e Información de la SIP, Gustavo Mohme, repudió "la falta de libertad de prensa y libertad de asociación que siguen padeciendo los colegas cubanos".

Mohme, director del diario La República, de Lima (Perú), destacó el compromiso mostrado por los "decididos periodistas" que, pese al "acoso y detenciones arbitrarias", continúan ejerciendo su derecho a la libertad de expresión.

Roberto de Jesús Guerra Pérez, director de Hablemos Press, creada en 2009, explicó en el comunicado difundido por la SIP que desde que iniciaron hace dos meses la publicación y distribución semanal de un boletín informativo, "la represión más fuerte ha arreciado".

Martínez expresó su determinación de seguir trabajando "para romper el muro de silencio que ha puesto el Gobierno para mantener censurado al pueblo cubano".

Organizaciones internacionales también han denunciado un aumento de la represión y hostigamiento contra los opositores al Gobierno cubano, en especial contra integrantes de las Damas de Blanco y periodistas y blogueros independientes.

El Gobierno cubano no permite que los integrantes de esas y otras organizaciones se expresen libremente, viajen al exterior o se puedan movilizar libremente por el país.

Entre enero y febrero pasados, de acuerdo con organizaciones que defienden los derechos humanos, se llevaron a cabo unos 600 arrestos. En 2011 fueron detenidas 4.115 personas y, en 2010, un total de 1.765.