El director de la Policía Nacional colombiana, José Roberto León Riaño, reiteró su pedido al exjefe de seguridad del expresidente Álvaro Uribe, Mauricio Santoyo, de que se presente ante la Justicia estadounidense, que la víspera emitió una orden de detención por nexos con narcotráfico.

"Quiero indicarle a Santoyo que se presente ante las autoridades judiciales norteamericanas para que defina su situación, y que sea sensato", dijo el alto mando policial en una rueda de prensa en Bogotá.

León Riaño ya le había hecho esta solicitud a Santoyo, quien anunció su intención de responder ante la Corte del estado de Virginia (EE.UU.) que le acusa de haber conspirado para el tráfico de estupefacientes con la red de sicarios de la Oficina de Envigado, creada en la década de los años 80 por el capo Pablo Escobar, y con las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC, desmovilizadas).

Sin embargo, desde entonces no se ha vuelto a saber nada del general en retiro.

Según la edición digital del diario colombiano El Tiempo, esa corte dio la instrucción de que se "realice la detención internacional", de la que aún no se conoce una confirmación por parte de las autoridades colombianas.

"Lo que puedo indicar aquí es que la Policía Nacional cuando reciba el requerimiento de las autoridades procederá a cumplirlo de manera inmediata. Nosotros no tenemos una comunicación oficial en este sentido", sostuvo León Riaño.

Además, insistió en que esta investigación contra un policía colombiano inmerso en una trama de narcotráfico es aislada, y como lo han señalado previamente autoridades estadounidenses, no hace parte de una indagación en las estructuras del país andino.

Por su parte, Uribe (2002-2010) se refirió a su antiguo jefe de seguridad en su cuenta de Twitter: "General Santoyo debe presentarse al juez y evitar a Colombia penoso incidente de extraditar un General de la República".

Uribe argumentó días atrás que nunca recibió queja alguna de Santoyo, jefe de seguridad de su campaña electoral en 2002 y en el primer periodo de su Gobierno.