La planta de la francesa Renault en la ciudad argentina de Córdoba suspendió su actividad hasta el 10 de julio por la caída en las exportaciones a Brasil, indicaron hoy fuentes sindicales.

La medida provocará la suspensión temporal de 1.600 trabajadores, el 80 por ciento de los empleados de la planta, y se debe al remanente de automóviles en la factoría por la caída de las compras de Brasil, según el Sindicato de Mecánicos y Afines de Transporte Automotor.

"El paro se justifica en que Brasil redujo en una cifra considerable sus compras para fortalecer el mercado interno", indicó Leonardo Almada, portavoz sindical, al diario Clarín.

La firma francesa ya realizó un cese de actividad total a primeros de junio durante 5 días en la planta de Córdoba, 700 kilómetros al norte de Buenos Aires.

Las exportaciones argentinas de automóviles disminuyeron un 26,5 % en los primeros cinco meses del año con respecto al mismo lapso de 2011, según datos de la Asociación de Fábricas de Automóviles Argentinas.