El secretario general de la OCDE, Ángel Gurría, ha abogado hoy por un instrumento de apoyo financiero a España, un país que, en su opinión, "hace los deberes", pero aun así no consigue quitarse de encima la presión de los mercados.

En una entrevista a Efe, Gurría ha señalado: la UE "tiene muchos mecanismos que te castigan cuando te portas mal, pero ¿qué podemos hacer para apoyar y recompensar a los que hacen bien?".

A su juicio, "es incongruente que, habiendo hecho los deberes, tengas ese problema tan serio, que los mercados te estén atacando".

El secretario general de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), que ha presentado en Bruselas junto con la Comisión Europea un informe de perspectivas de la inmigración, ha indicado que "la presión sobre la prima de riesgo se resolverá seguramente cuando la banca sea recapitalizada".

Gurría ha pronosticado este efecto "no solo porque los bancos no quebrarán, sino porque además volverán a tener confianza para prestar" dinero.

Con todo, ha advertido de que la recapitalización a las entidades financieras españolas "no es la panacea" y "conviene no achacarle todas las virtudes".

Gurría ha lamentado que "no se haya hecho antes" el saneamiento de la banca española y el cálculo de la "importancia de la cantidad necesaria".

Sobre el montante de la línea de crédito del Eurogrupo, el secretario general ha apuntado que "fue positivo cifrar primero en 100.000 millones" de euros la ayuda máxima porque a lo mejor solo se acaban necesitando 40.000 o 60.000 millones, como han dicho los auditores o el Fondo Monetario Internacional (FMI).

"Con el mercado hay que exagerar las medidas porque el mercado no tiene un solo nombre y se expresa a través de muchos tipos de canales. El mensaje dado es que alcanza de sobra y ese es el tipo de lógica que los mercados entienden, un poco de exageración", ha afirmado.

Sobre la ayuda que recibirá España, Gurría ha señalado que "se podrá agregar el monto a la deuda total y España lo podrá absorber a través del FROB (Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria)".

"El FROB es parte de la deuda pública y España tiene una deuda pública de porcentaje del PIB menor al de la media de países de la OCDE", ha explicado.

Acerca de los detalles técnicos de la operación, se ha limitado a indicar que "lo importante es hacerlo y hacerlo de forma transparente".

Por otro lado, el secretario general ha restado importancia a la emisión de eurobonos, una apuesta de países como España y Francia a la que se niega en rotundo Alemania.

"A mi parecer, tanto el propio Banco Central Europeo como el Fondo Europeo de Estabilidad Financiera o el Banco Europeo de Inversiones ya son instrumentos de mutualización de riesgo", ha dicho.

"Todo el mundo se ha vuelto un poco obsesivo con los eurobonos, tanto a la hora de mostrarse a favor como en contra. Si hay dificultades legales para ese instrumento optemos por un cortafuegos, pero un cortafuegos más grande de los ideados hasta ahora", ha añadido.

Las declaraciones de Gurría se producen la víspera de la cumbre europea de jefes de Estado y de Gobierno de la UE, este jueves y viernes en Bruselas, en la que se espera avanzar en las negociaciones para la línea de crédito a la banca española, entre otras medidas para dejar atrás la crisis de la eurozona.

HASH(0x910a7e4)

Lara Malvesí