El presidente de la Comisión Europea (CE), José Manuel Durao Barroso, ha advertido de que la cumbre comunitaria de mañana y el viernes no puede ofrecer resultados que provoquen una mejora inmediata en los mercados y ha subrayado que la resolución de los problemas del euro "llevará tiempo".

"Creo que es un error creer que podemos hacer una cumbre europea y que luego los mercados milagrosamente se calmen", ha advertido Barroso, quien ha asegurado que ése es "uno de los errores que se cometieron en el pasado".

Según el presidente del Ejecutivo comunitario, el Consejo Europeo debe servir para eliminar "cualquier duda sobre la irreversibilidad del euro" y fijar una "orientación" de cara a avanzar en la integración europea y garantizar la estabilidad de la zona euro.