Doctores mexicanos extirparon un tumor de unos 15 kilos a un niño de escasos dos años, en el que dijeron es el primer caso en México de una cirugía exitosa de un absceso que superaba el peso corporal de un paciente.

Jesús Gabriel, un niño originario del estado norteño de Durango de unos 12 kilogramos de peso, cargó en los últimos meses con el tumor benigno que sobresalía por el lado derecho y estaba conectado con su cuerpo desde la axila hasta la cadera.

La cirugía para extirpar el tumor se realizó el 14 de junio en el Centro Médico La Raza, del Instituto Mexicano del Seguro Social, y tuvo una duración de 10 horas.

El pequeño es reportado en buen estado de salud.

Gustavo Hernández, jefe del servicio de Pediatría del hospital de La Raza, dijo en rueda de prensa que antes de la operación, Rodríguez pesaba 27 kilos en total.

En la intervención participaron ocho cirujanos, cuatro anestesiólogos y ocho enfermeras, dijo Hernández.

Los especialistas dijeron que el pequeño nació con una malformación que se manifestó como un tumor, el cual creció al punto de superar su peso corporal.

María Edelia Fernández, madre del pequeño, dijo que la malformación de su hijo le fue detectada cuando ella tenía 29 semanas de embarazo.

Dijo que Jesús Gabriel era "como un niño normal, a pesar de su problema él caminaba, corría, le gustó mucho el fútbol".

Antes de la operación, sin embargo, refirió que debido al tamaño del tumor cuando salía con él lo llevaba en una carriola. "Porque sí estaba muy pesado", comentó.

Héctor Pérez, jefe del servicio de cirugía pediátrica de La Raza, señaló que la presencia del tumor afectaba la salud del niño, quien presentaba un cuadro de desnutrición al llegar al hospital.

"El tumor era el que estaba aprovechando los nutrientes", dijo.

Hernández aseguró que de no haberse extirpado el tumor, Jesús Gabriel podría haber padecido afectaciones cardiacas.

José Luis Quintero Curiel, jefe del servicio de cirugía oncológica pediátrica del hospital, dijo que aún existe la posibilidad de que vuelva a crecer el tumor, y por lo tanto mantendrán contacto con el pequeño y la familia.

Hasta ahora no se había registrado un caso similar en México, aunque está lejos de ser propiamente un récord en el mundo.

El récord Guinness del tumor más grande removido es de 138,7 kilogramos, que le fue extraído en octubre de 1991 a una mujer de 34 años en California, Estados Unidos.

La paciente pesó 95 kilogramos después de la operación y se recuperó satisfactoriamente, según informó el martes a la AP la oficina de prensa del Guinness World Records.

Síguenos en twitter.com/foxnewslatino
Agréganos en facebook.com/foxnewslatino