Los trabajadores del Ministerio de Hacienda de El Salvador paralizaron hoy por segundo día consecutivo el manejo de carga en las aduanas terrestres, aéreas y marítimas del país en demanda del pago de un bono.

El Sindicato de Trabajadores del Ministerio de Hacienda (Sitramha) inició este martes una huelga para exigir a las autoridades el pago del bono, de 1.000 dólares para cada uno de los 2.900 empleados de esa institución, lo que suma 2,9 millones de dólares.

La huelga afecta las oficinas del Ministerio en San Salvador, las cuatro aduanas terrestres de El Salvador con Guatemala y las dos con Honduras, así como las del aeropuerto internacional y de los puertos de Acajutla y Cutuco, ambos en el Pacífico.

Portavoces del sindicato explicaron a periodistas que el bono está contemplado en el contrato colectivo firmado con las autoridades de Hacienda, que debían pagarlo a mediados de este mes, pero no cumplieron.

Hacienda señaló en un comunicado que está dispuesto a pagar el bono, pero en "un contexto real", sin afectar las finanzas del país, y argumentó que hay otras "obligaciones de carácter social que benefician a la mayoría de la población salvadoreña".

Asimismo, hizo un llamamiento a los sindicalistas a suspender la huelga porque perjudica a los contribuyentes.

La huelga no ha afectado el transporte de pasajeros ni el tránsito de vehículos particulares por las aduanas terrestres, según diversas fuentes oficiales.

La Dirección de Migración indicó en un comunicado que mantiene con normalidad sus servicios en los puestos fronterizos con Honduras y Guatemala.

La Asociación Salvadoreña de Empresarios del Transporte de Carga demandó la pronta solución del conflicto porque la paralización de los cargamentos en las aduanas está causando pérdidas millonarias.

Según medios locales, hay largas filas de camiones con carga en las aduanas como consecuencia de la huelga.