El presidente de Paraguay, Federico Franco, que sustituyó en el cargo al destituido Fernando Lugo, mantuvo hoy su primera reunión con altos mandos castrenses en la sede del Comando en Jefe de las Fuerzas Armadas en Asunción.

Franco se entrevistó con los jefes militares en el marco de una serie de reuniones oficiales que realiza desde el lunes último, tras la instauración de su nuevo Gabinete ministerial.

El mandatario se entrevistó con el comandante de las Fuerzas Militares, el general Felipe Melgarejo, así como del Ejército de tierra, el general Adalberto Garcete; de la Fuerza Aérea, el general Miguel Christ, y de la Armada, el almirante Juan Carlos Benítez, y otros mandos militares.

Algunas emisoras de radio asuncenas informaron sobre posibles cambios en esas dependencias, mientras que una fuente de la Dirección de Comunicación del Comando en Jefe de las Fuerzas Armadas dijo a Efe que "por el momento no hay novedades al respecto".

El encuentro se llevó a cabo cinco días después de que Franco, quien se desempeñaba como vicepresidente, asumiera la Presidencia en sustitución de Lugo.

El exobispo fue destituido tras ser sometido por el Legislativo a un juicio político por "mal desempeño en sus funciones.

Franco se trasladó tras el encuentro con los jefes militares hasta la ciudad de Itauguá, 35 kilómetros al este de la capital, para participar en la celebración de los 284 años de fundación de ese municipio.

También tiene previsto reunirse en esta jornada con las autoridades del Senado y de la Cámara de Diputados en la sede del Legislativo, en Asunción.