El presidente del Senado español, Pío García-Escudero, pidió hoy en Managua promover la "prosperidad" de Iberoamérica para honrar lo establecido en la Constitución de Cádiz, promulgada en 1812.

García-Escudero, quien cumple su segundo día de visita en Nicaragua como parte de una gira por Centroamérica para preparar el VIII Foro Parlamentario Iberoamericano y a la XXII Cumbre Iberoamericana, recibió este miércoles de la Asamblea Nacional nicaragüense la orden José Dolores Estrada, Batalla de San Jacinto, en grado de Gran Cruz.

Durante el acto oficial, el político español sostuvo que, para mejorar, Iberoamérica debe afianzar sus vínculos.

"España está absolutamente convencida del gran valor político de las Cumbres como factor de impulso del diálogo y de la concertación multilateral", dijo García-Escudero, tras ser condecorado por el titular del Parlamento nicaragüense, René Núñez.

García-Escudero cumple en Nicaragua una visita de tres días que forma parte de una gira por la región que comenzó el lunes en Costa Rica y que también le llevará a Guatemala y Honduras.

El titular del Senado español recordó en Managua que la Constitución de Cádiz fue la primera que tuvo Nicaragua cuando logró su independencia, en 1821.

En Iberoamérica "nos toca preservar y engrandecer aquel acervo democrático" de 1812, añadió.

Por su parte, el sandinista Núñez explicó que España es uno de los países que acoge más inmigrantes en el mundo, entre ellos miles de nicaragüenses, y es el principal donante bilateral de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), de la que Nicaragua es el tercer receptor de ayuda en América Latina.

La cooperación española, añadió Núñez, es utilizada para proyectos de agua potable, construcción de viviendas, medio ambiente, institucionalidad y cultura, entre otros.

Al respecto, García-Escudero precisó que en Nicaragua existen más de 40 empresas españolas que generan 14.000 empleos y aportan casi el 10 % del producto interior bruto en este país centroamericano.

García-Escudero recordó que en 1991 el rey de España, Juan Carlos I, declaró en la Asamblea Nacional en Managua que su país siempre extendería su ayuda a Nicaragua.

"Los hechos nunca han dejado de demostrar el acierto y la sinceridad de aquellas palabras del rey de España", remarcó, porque "Nicaragua es y seguirá siendo una prioridad absoluta de la cooperación española".

Está previsto que García-Escudero se reúna hoy con el presidente de Nicaragua, Daniel Ortega.