EE.UU. celebró hoy que el Tribunal Supremo Administrativo de El Cairo suspendiera una reciente decisión gubernamental que permitía que los miembros de la policía militar y de los servicios de inteligencia del Ejército detuvieran a civiles.

"Creemos que esto es un acontecimiento positivo, y que marca otro paso en la dirección de un Gobierno dirigido por civiles. Ahora queremos ver la completa implementación de la decisión del tribunal", dijo la portavoz del Departamento de Estado, Victoria Nuland, en su rueda de prensa diaria.

El fallo emitido el martes por el tribunal anuló el decreto del pasado 13 de junio del Ministerio egipcio de Justicia, en el que autorizaba ese tipo de arrestos militares por determinados delitos de derecho común.

El objetivo de la medida era preservar la seguridad por parte de las Fuerzas Armadas con la colaboración de la Policía, que desde la supresión el pasado mayo de la ley de Emergencia era el único cuerpo que tenía esas atribuciones.

La norma, que iba a estar en vigor hasta la redacción y aplicación de la nueva Constitución, despertó las críticas de los movimientos pro derechos humanos, que consideraron que abría la puerta a la represión de las manifestaciones o las huelgas.

Nuland recordó hoy que Estados Unidos "apoya la evolución de Egipto a un Gobierno de transición que respete los derechos universales de su pueblo, incluidos los de reunión y libertad de expresión".

La secretaria de Estado de EE.UU., Hillary Clinton, "quiere viajar a Egipto en el momento apropiado para consultar con el nuevo Gobierno" del islamista Mohamed Morsi que resultará de las elecciones legislativas del pasado 16 y 17 de junio, aunque por el momento no ha decidido la fecha, según su portavoz.

Hoy el secretario de Defensa de EE.UU., Leon Panetta, llamó al jefe de la Junta Militar egipcia, el mariscal Husein Tantaui, para elogiar el apoyo de las Fuerzas Armadas a la celebración de elecciones "libres y justas", informó el Pentágono.

Panetta y Tantaui hicieron hincapié en el valor "de la duradera relación estratégica" entre Estados Unidos y Egipto, al destacar el papel del país africano como "pilar de la paz y la estabilidad regional", indicó el Pentágono en un comunicado.