Un abogado de Des Moines que proporcionó una recomendación por la que inmigrantes ecuatorianos no autorizados a vivir en Estados Unidos terminaron separados de sus hijos puede ser demandado por el sufrimiento de la familia.

La Corte de Apelaciones de Iowa falló el miércoles que los ex clientes del abogado Michael Said pueden demandar por cargos de angustia emocional y daños punitivos causados por presuntos errores en el ejercicio del derecho.

Una pareja ecuatoriana que ingresó a Estados Unidos sin autorización pero quería quedarse con sus hijos y nietos contrató a Said para que la asesorara al respecto.

Said les recomendó regresar a Ecuador y solicitar un permiso para reingresar a Estados Unidos después de que su hijo adquiriera la ciudadanía estadounidense. Pero el permiso no les fue concedido y se les prohibió ingresar al país norteamericano durante 10 años.

Un jurado le ordenó a Said que le reembolse a la familia los honorarios que le pagó. El tribunal de apelaciones dijo que ahora pueden demandar el pago por daños adicionales.

___

Gráfico interactivo: http://hosted.ap.org/interactives/2012/migracion/?SITE=(YOUR_SITE_ID)