Ecuador casi dobló sus exportaciones de productos lácteos desde 2008, según datos divulgados hoy por el Ministerio de Industrias y Productividad, que enfatizó la importancia de la diversificación del sector.

En 2008 el país andino vendió en el exterior productos lácteos por valor de 2,7 millones de dólares, frente a los 5 millones del 2010, el dato más reciente publicado por el Ministerio.

Sus quesos, yogures y dulces de leche se dirigieron a Estados Unidos, Europa, Japón, Rusia y a otros países latinoamericanos.

Tres cuartas partes de la producción de leche de Ecuador se concentra en el área andina, donde hay más de 700.000 vacas lecheras, según datos divulgados hoy por el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INEC).

Entre 2010 y 2012 la producción diaria de leche aumentó cerca del 12 %, pero su gran mayoría se destina al mercado interno, dijo en una rueda de prensa Ricardo Zambrano, subsecretario de Pequeñas y Medianas Empresas y Artesanías de Ecuador.

Zambrano recordó que uno de los objetivos del Gobierno es diversificar los productos del sector primario para generar mayor valor agregado.

Luis Chávez, coordinador de la Asociación de Productores Lácteos Mitad del Mundo, explicó que ampliar la oferta de los alimentos procesados reduce las variaciones del precio.

Explicó que, por ejemplo, elaborar quesos de maduración con leche deshidratada permite mantener suministros de leche para momentos en que su valor es muy alto y sostiene la demanda del producto para hacer quesos cuando hay gran producción y su valor es muy bajo.

Su asociación, con sede en Cayambe, una localidad ubicada a algo más de 70 kilómetros al noreste de Quito, ha traído a dos técnicos suizos para ayudarles a elaborar nuevos productos lácteos, indicó.

Los exhibirán en la III Feria Nacional del Queso, que tendrá lugar del 11 al 13 de agosto en esa ciudad y que es el único certamen de este tipo en Ecuador.

Los organizadores esperan la participación de 36 empresas y la visita de 20.000 personas.

En Cayambe hay 1.800 pequeños productores y más de un centenar de empresas lácteas, con capacidad para procesar unos 500.000 litros por día, según datos del Ministerio de Industrias.