El Ayuntamiento de Chicago aprobó el miércoles una ordenanza que permite a la policía multar a personas que sean halladas en posesión de una cantidad pequeña de marihuana, en lugar de arrestarlas, diciendo que los concejales tenían que hacer algo para mantener a los policías en la calle combatiendo la creciente tasa de homicidios y no atados a horas de papeleo.

La ordenanza aprobada con votación de 43-3, la cual permite a los agentes levantar una multa de entre 250 a 500 dólares por posesión de hasta 15 gramos de mariguana o de aproximadamente 15 cigarrillos de la yerba, era esperada después de que un comité del concejo municipal aprobó la semana pasada la medida por 13-1.

No obstante, los concejales debatieron durante cerca de dos horas antes de aprobar la ordenanza, y muchos de ellos señalaron que no estaban cómodos con una medida que podría ser vista como un mensaje de que estaban condonando el consumo de droga.

Otros señalaron que necesitaban actuar para proteger una ciudad cada vez más nerviosa en la que la tasa de homicidios ha crecido 38% este año en comparación con el mismo período del año pasado.