El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, pidió hoy a todas las partes en Paraguay que trabajen para lograr "una solución pacífica" a la crisis abierta en el país tras la destitución del presidente Fernando Lugo.

Ban "exhorta a todas las partes implicadas a trabajar en los próximos días para garantizar una solución pacífica a sus diferencias", indicó su portavoz, Martin Nesirky, en un comunicado distribuido en la sede central de Naciones Unidas en Nueva York.

El secretario general de la ONU ha seguido "con atención y preocupación los recientes acontecimientos en Paraguay", añadió el portavoz.