La sede en Atenas de la empresa estadounidense de informática Microsoft sufrió anoche un atentado que sólo causó graves daños en dicho edificio, informa hoy la prensa griega.

De acuerdo a la web informativa In.gr, unos desconocidos a bordo de una furgoneta -que se sospecha era robada- llegaron al edificio de Microsoft situado en el distrito de Marussi, en el norte de la capital.

Los atacantes amenazaron al guarda privado de seguridad y le hicieron abandonar su puesto para emplazar el vehículo junto a la entrada, rociarlo con líquido inflamable y prenderle fuego.

Las llamas destruyeron la furgoneta y causaron graves daños en la planta baja del edificio así como en parte del primer piso.

De acuerdo a la versión en internet del diario "Kathimerini", los agentes de policía que acudieron al lugar descubrieron restos de bombonas de cámping gas y otros productos inflamables dentro del vehículo que se usó para el ataque.

El caso ha sido transferido a la unidad antiterrorista de la Policía y el guarda de seguridad ha sido interrogado para recabar mayores detalles del suceso.