George Zimmerman, acusado de asesinato, pudo haber evitado el enfrentamiento con Trayvon Martin si se hubiese identificado como el líder de una patrulla vecinal, concluyó el jefe de los investigadores en un informe difundido el martes.

Otro investigador escribió que la noche en que baleó mortalmente a Martin, dos pruebas con detector de mentiras realizadas a Zimmerman revelaron que no mentía sobre lo que dijo había ocurrido. Los resultados de dichos exámenes por lo general no son aceptables en un tribunal de justicia.

El detective Chris Serino, de Sanford, dijo que Zimmerman enfrentó verbalmente al muchacho desarmado de 17 años antes de la pelea que terminó cuando Zimmerman baleó y mató al adolescente. Pero no le dijo que era miembro de la patrulla vecinal de voluntarios. Los dos se trenzaron a golpes y Zimmerman, de 28 años, dice que Martin lo atacó y lo estaba golpeando hasta que le disparó. Se ha declarado inocente del cargo de asesinato no premeditado.

Serino escribió en su informe que Zimmerman y testigos dijeron que el acusado, que estaba en su automóvil, evitó a Martin cuando lo vio por primera vez porque, según dijo a los detectives, "tenía miedo de Martin". Pero Serino agregó que más adelante, Zimmerman bajó de su camioneta y siguió al muchacho.

"Sus acciones no concuerdan con las de una persona que dijo haber tenido miedo de otra persona", escribió Serino.

En base a su investigación, Serino recomendó un cargo de homicidio al fiscal estatal.

En un video difundido la semana pasada por su abogado, Zimmerman dio a los investigadores su versión de los hechos. Les dijo que tomó su pistola que tenía en una funda en la cintura antes de que Martin pudiera agarrarla y que le disparó una vez en el pecho. Después de disparar, Zimmerman dijo que pensó que había errado porque Martin no cayó inmediatamente.