El secretario general de la FIFA, Jerome Valcke, consideró que es muy pronto para saber si la ciudad nororiental de Recife podrá ser sede de la Copa Confederaciones el año próximo.

Valcke visitó el martes Recife, en el comienzo de una gira por ciudades sede del Mundial de fútbol en Brasil, y dijo que "hay todavía mucho trabajo por hacer" a fin de que la urbe esté lista para la Copa Confederaciones, que se realizará antes.

Sin embargo, señaló que el gobierno local le ha garantizado que todas las obras estarán completas a tiempo, lo que da a los organizadores "confianza en que Recife esté lista" para el torneo que antecede el Mundial.

El estadio en Recife estaba construido al 53% al final de mayo. Los organizadores locales tienen hasta noviembre para mostrar a la FIFA que la ciudad puede ser incluida como sede de la Confederaciones.