El gobierno del presidente panameño, Ricardo Martinelli, anuló hoy la designación de tres magistrados del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), que generó polémica en el país y desató protestas de calle opositoras la semana pasada.

La Secretaría de Comunicación del Estado informó que "el Consejo de Gabinete aprobó hoy una resolución en la que deja sin efecto la designación de los tres magistrados de la Sala de Garantías Constitucionales", como había anunciado Martinelli la semana pasada para aplacar las protestas opositoras.

Martinelli había nombrado a esos tres magistrados a través de la Resolución 58 del 14 de junio de 2012, añadió la Secretaría de Comunicación en un breve comunicado.

La designación de los magistrados de la Sala Constitucional fue uno de los detonantes de las fuertes protestas opositoras registradas los días 18 y 19 pasados tanto dentro como en los alrededores de la Asamblea Nacional, que obligaron a Martinelli a renunciar a ese proyecto y a otro, de venta del 49 % de las acciones del Estado en las empresas de generación eléctrica y telefónica.

La Sala V de Asuntos Constitucionales fue creada en 1999 por el entonces presidente Ernesto Pérez Balladares (1994-1999) pero nunca se ha instado porque el nombramiento de sus tres magistrados estaba pendiente.

Martinelli anunció además que presentará una ley para derogar la Sala de asuntos constitucionales del Supremo.