Los triunfos deportivos y la reconstrucción de los Pacers de Indiana no han impedido que el legendario Larry Bird, su actual presidente de operaciones, tenga previsto dejar su cargo, según varias fuentes periodísticas.

Mientras, el hasta ahora gerente general de los Pacers, David Morway, también presentó su dimisión al cargo, que ocupó desde la temporada del 2008, cuando Bird llegó a la presidencia.

El periódico local "The Indianapolis Star", que cita una fuente cercana con la gestión del equipo, informó en la edición del martes que Bird tiene todo listo y decidido para dejar el cargo.

El dueño de los Pacers, Herb Simon, no quiso hacer ningún comentario sobre la información ofrecida por el periódico local.

Bird, de 55 años, llegó a los Pacers como entrenador en la temporada de 1997 y se mantuvo en el cargo hasta el 2000 después de llevar al equipo a las finales de la NBA, que perdieron 4-2 ante los Lakers de Los Ángeles.

El legendario exjugador volvió de nuevo con los Pacers en el 2003 para formar parte de los ejecutivos del equipo y en el 2008 ocupó el puesto de presidente de operaciones, que dejó vacante Donnie Walsh, y esta temporada ha sido nombrado como el Ejecutivo del Año en la NBA.

Bird realizó una gran labor al reconstruir el equipo con jóvenes valores que les permitió tener la tercera mejor marca de la Conferencia Este y llegaron a las semifinales de las series eliminatorias, que perdieron contra los Heat de Miami, actuales campeones de liga.

El exjugador de los Celtics de Boston, que logró tres premios de Jugador Más Valioso (MVP), tres títulos de liga y forma parte ya del Salón de la Fama, no ha querido tampoco hacer ningún comentario sobre su probable salida del equipo.