El destituido Fernando Lugo ha recurrido también a internet y sus redes sociales para hacer oír su voz y llamar a la resistencia popular contra el "golpista" Federico Franco en Paraguay.

"Paraguay Resiste" es el nombre del portal creado para difundir la postura del expresidente, que fue destituido el pasado día 22 por el Legislativo, pero dos días después decidió desacatar la decisión parlamentaria y llamó a la resistencia "pacífica" para recuperar el poder.

El sitio permite a los visitantes conocer los reclamos y las próximas actividades de Lugo.

La página virtual incluye fotografías, vídeos y audio de las declaraciones del expresidente, así como muestras de apoyo internacional, y ofrece a los usuarios la posibilidad de plasmar sus opiniones y mensajes.

"Paraguay es víctima de nueva tendencia golpista", "Resistencia civil en Paraguay se proyecta en los departamentos", "Aumenta presión popular para que el golpista Franco deje el poder", se titulan algunos de los artículos que también pueden ser leídos en el portal.

El sitio convoca a una manifestación bajo el lema "No al golpe en Paraguay, por una Latinoamérica unida y democrática", para el jueves 28 ante la sede de la embajada de Argentina, cuya presidenta, Cristiana Fernández, dijo tras la destitución de Lugo que su Gobierno "no convalidará" lo que consideró como un "golpe de Estado".

Si bien Paraguay ocupa una de la posiciones más bajas dentro del ránking global de conexión a internet con menos de una o dos líneas de banda ancha por cada 100 habitantes, según un reporte de junio pasado del BID, el objetivo de la propaganda a favor de Lugo apunta en gran medida a la comunidad internacional.

En Facebook hay varios perfiles, uno como presidente y otros privados, con el nombre de Fernando Lugo o Fernando Lugo Méndez, alguno con varios miles de seguidores que comentan la crisis paraguaya y le ofrecen apoyo al ex mandatario.

También en la red social Twitter se replican, en la cuenta a su nombre, las declaraciones y actividades de Lugo, que desde ayer ha ubicado su "cuartel de operaciones" en la sede modesta del Partido País Solidario, miembro del izquierdista Frente Guazú, en el centro asunceno.

Al tiempo que intenta movilizar a sus simpatizantes, Lugo reitera su mensaje en sucesivas entrevistas "exclusivas" con medios internacionales de comunicación, como la que dio a la cadena Telesur, a través de la cual anunció hoy un recorrido por Paraguay para explicar a su pueblo lo que "realmente" ocurrió.

Lugo mantiene la lealtad de un puñado de exministros y colaboradores y asevera que Paraguay "no está tranquilo" como mantiene el nuevo presidente, Federico Franco, aunque el empresariado, la prensa, la Iglesia Católica y en general la ciudadanía han aceptado el relevo de poder.

Hay, sobre todo entre los sectores profesionales y pudientes, muchos que admiten a la prensa su preocupación por el viraje de Lugo y el apoyo internacional que ha cosechado, y otros menos favorecidos que expresan resignación, cuando no indiferencia, por la crisis en su país.

Y cada día, alrededor de 300 personas -sobre todo estudiantes, ancianos y campesinos- se han manifestado ante la sede de la Televisión Pública, creada en 2011 por el Ejecutivo luguense, a las que durante varias horas se les da voz por un par de minutos a través del programa "Micrófono Abierto".

Desde ayer, también los seguidores de Franco tuvieron espacio en ese programa, que se desplazó a las plazas frente al Legislativo para abrir el micrófono a unas decenas de personas congregadas para apoyar al nuevo Ejecutivo.