Una Sala de Apelaciones de Guatemala dejó hoy en suspenso el proceso penal por genocidio y crímenes de guerra contra el general golpista José Efraín Ríos Montt, informaron fuentes judiciales.

Un portavoz de la Corte Suprema de Justicia dijo a los periodistas que la Sala Cuarta de Apelaciones otorgó un amparo "de forma provisional" a favor de Ríos Montt, cuyos abogados habían promovido semanas atrás un "recurso de declinatoria".

En el recurso, la defensa de Ríos Montt alegó que la jueza Carol Flores, titular del Juzgado Primero A de Mayor Riesgo, que en mayo pasado ligó a proceso penal y ordenó el arresto domiciliario al militar retirado, se negó a aplicar a su favor una amnistía aprobada en 1996 por el Parlamento.

El amparo otorgado a favor de Ríos Montt "deja en suspenso" el proceso que se sigue en su contra por la masacre de 201 campesinos perpetrada por miembros de Ejército el 7 de diciembre de 1982, en la comunidad de Las Dos Erres, del municipio de La Libertad, en el norteño departamento de Petén.

La Fiscalía, que acusa al exjefe de Estado de facto (1982-1983) de haber planificado y ordenado las masacres durante la guerra interna (1960-1996), podrá apelar la decisión de la Sala ante la Corte de Constitucionalidad para continuar con el proceso penal en su contra.