Los grupos de izquierda de Ecuador buscarán a un candidato de consenso que haga frente al presidente del país, Rafael Correa, quien, aunque no ha hecho oficial su candidatura, se prevé que irá para la reelección en los comicios generales de febrero próximo.

Pese a que algunos políticos de izquierda se han anotado como precandidatos, la tendencia definirá posiblemente en julio al postulante que la representará, dijo hoy a Efe Humberto Cholango, presidente de la Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador (Conaie).

"Hay buenos perfiles" en la izquierda ecuatoriana, añadió el líder indígena, tras insistir en que la tendencia buscará su definición política de manera consensuada entre todas las organizaciones y partidos de la línea.

Cholango dejó en claro que no se ha planteado la posibilidad de acercamientos con Alianza País, grupo que lidera el presidente Correa y que se define como un movimiento de izquierda y revolucionario, pero que para la Conaie "se ha derechizado".

El actual prefecto (autoridad provincial) de Azuay, Paúl Carrasco, ya ha anunciado su precandidatura, así como Gustavo Larrea, un ex aliado de Correa que incluso fue su ministro pero que ahora le critica.

Carrasco, que también estuvo del lado de Correa hasta el año pasado, denunció hoy en una entrevista por televisión que el Gobierno ha lanzado una campaña contra los gobiernos locales, como el suyo, dirigidos por personas contrarias al movimiento oficialista.

Larrea, por su parte, anunció su candidatura para las primarias que hará próximamente el movimiento "Participación", creado por él, aunque aclaró que apoyará al postulante que finalmente designe en julio la Coordinadora Plurinacional de Izquierda.

En esa coalición también figuran grupos como Pachakutik, el brazo político de la Conaie, el Movimiento Popular Democrático (MPD, maoísta), Poder Popular y Montecristi Vive, estos dos últimos de reciente creación.

El prefecto de la provincia amazónica de Zamora Chinchipe, Salvador Quishpe, y la legisladora indígena Lourdes Tibán también han sido mencionados como posibles aspirantes por esa coalición.

Para Cholango, el movimiento indígena y los grupos de izquierda tienen "excelentes cuadros", aunque señaló que el candidato oficial de la tendencia surgirá de un proceso de consultas con las bases, en las que también se definirá una línea política clara y única.

Cholango, que también ha sido mencionado como posible precandidato, remarcó que el proceso de convergencia que han adelantado los grupos de izquierda y varios movimientos sociales no se quedará en la coyuntura electoral, "sino que va más allá", como un "proyecto estratégico".

Criticó la posición del presidente Correa, quien pese a definirse como un político de izquierda "ahora gobierna con la derecha", algunos de cuyos representantes, según el líder indígena, ocupan puestos claves en la administración.

Por fuera de la tendencia de izquierda también se han presentado otros precandidatos, como el magnate bananero Álvaro Noboa, que en mayo anunció su quinta participación electoral por la Presidencia del país.

Noboa ha llegado en tres ocasiones a la segunda vuelta de las elecciones presidenciales y todas ellas las perdió, en 1998 con el democristiano Jamil Mahuad, en 2002 con el populista Lucio Gutiérrez y en 2006 con Correa.

Asimismo, Fabricio Correa, hermano del actual gobernante, pero crítico a su gestión, ha promocionado su precandidatura, al igual que Lucio Gutiérrez, el derechista Mauricio Rodas y el banquero Guillermo Lasso.

Correa ha señalado que la candidatura de Alianza País será definida próximamente por el propio movimiento, el cual no ha promocionado otra figura.

Con una alta popularidad según varias encuestas, los analistas consideran que Correa al final se presentará a la reelección y que asomará en la campaña como el candidato a vencer para los demás.