El anuncio del presidente Barack Obama sobre el freno a la deportación de adolescentes indocumentados que estudian en universidades o colegios en el país fue un golpe en el mentón de los republicanos que los puso contra las cuerdas a poco más de cinco meses de las elecciones.

Obama dijo que no se deportarán a los 'dreamers' que tengan menos de 30 años y que hayan llegado al país cuando tenían menos de 16 años de manera indocumentada. Si bien no es una solución final a la cuestión de los millones de estudiantes que cursan estudios aquí y que no tienen papeles, es un respiro para quienes desde hace años impulsan al Dream Act, la ley que les daría el pase a la residencia permanente si cumplen con ciertos requisitos.

Leer más: Terra.com

Síguenos en twitter.com/foxnewslatino
Agréganos en facebook.com/foxnewslatino