Los cadáveres de tres presuntos inmigrantes que habrían ingresado al país ilegalmente, fueron hallados en el sur de Arizona, dijeron los agentes de la Patrulla Fronteriza.

Las autoridades dijeron que los tres podrían haber muerto a causa de las altas temperaturas del desierto. Los agentes fronterizos dijeron que las tres víctimas fueron halladas el sábado en incidentes separados.

Los agentes de la Estación Casa Grande que trabajan cerca de Sells hallaron a una mujer embarazada sentada junto a su esposo muerto. La pareja de nacionalidad guatemalteca había cruzado la frontera dos días antes y había sido abandonada a su suerte por el contrabandista que los guiaba cuando su esposo se desplomó.

Poco después el mismo día, los agentes del sector de Tucson hallaron los restos de un hombre que parecía tener unos 70 años, cerca de Queens Well.

Los agentes de la estación Ajo hallaron a otro hombre muerto el sábado por la noche al noroeste de Lukeville. El hombre de unos 30 años estaba desnudo en un aparente intento de refrescarse.