Funcionarios del gobierno del presidente Barack Obama se reunieron con legisladores republicanos de la Cámara de Representantes, pero no lograron resolver una disputa sobre entrega de documentos que podría conducir el jueves a una votación sin precedente del Congreso sobre desacato contra el secretario de Justicia Eric Holder.

Un directivo republicano de la cámara baja, quien no está autorizado para ser citado por su nombre, dijo el martes que representantes de la Casa Blanca y del Departamento de Justicia mostraron al personal del Partido Republicano 30 documentos relacionados con la fallida operación de rastreo de armas denominada Rápido y Furioso.

El funcionario republicano señaló que el gobierno prometió además proporcionar cientos de páginas de documentos, pero sólo si los legisladores republicanos de la cámara baja detienen el esfuerzo sobre el desacato y dan por terminada su investigación. La oferta fue rechazada.

Entre quienes asistieron a la reunión se encontraba la asesora de la Casa Blanca Kathryn Ruemmler, el funcionario del Departamento de Justicia Steven Reich y representantes del presidente de la Cámara de Representantes John Boehner y del presidente del Comité de Supervisión Darrell Issa.