Para el mediocampista italiano Riccardo Montolivo, la semifinal del jueves ante Alemania por la Eurocopa tiene un tinte personal.

Su madre es alemana, su padre es italiano y lleva la bandera de ambas naciones en sus zapatillas deportivas.

"Esos son los zapatos que he usado desde que empecé a jugar fútbol, así que no voy a cambiarlos ahora", afirmó.

"Definitivamente es un partido especial", agregó. "No puedo ocultar mis orígenes. Una parte de mí es alemana. Pasé cada verano en Alemania hasta que tuve 15 años y sigo en contacto con muchos amigos allá".

Montolivo falló un tiro en la definición por penales ante Inglaterra en los cuartos de final y busca redimirse frente a los alemanes.