El secretario general de la alianza militar OTAN calificó el martes el derribamiento de un avión turco por parte de Siria, como inaceptable, y dijo que la alianza hace una condena "en los términos más enérgicos".

El general Anders Fogh Rasmussen expresó solidaridad con Turquía el martes pero no hizo mención de una acción de represalia.

El avión de reconocimiento RF-4E fue derribado el viernes 1,6 kilómetros (una milla) dentro del espacio aéreo internacional y dos pilotos turcos todavía están desparecidos, informó el gobierno turco, el cual insiste en que el avión no estaba espiando en Siria.

Fogh Rasmussen señaló que la OTAN observaba la situación con suma atención. "Espero con toda certeza que ese tipo de incidentes no vuelva a suceder", agregó.

Siria dijo que el derribamiento fue un accidente, causado por la "respuesta automática" de un oficial que comandaba una posición antiaéreea que vio un avión no identificado que volaba a baja altura y gran velocidad.

El Consejo del Atlántico Norte, que incluye a embajadores de 28 países de la OTAN, trabaja por consenso y todos los integrantes deben aprobar cualquier acción. La reunión del martes se realiza después de que Turquía la solicitara bajo el Artículo 4to del tratado, el cual permite que cualquier nación de la alianza solicite la consulta si siente que su integridad o seguridad ha sido amenazada.