El Fondo Monetario Internacional expresó hoy su disposición para "apoyar a Egipto" ante los "significativos desafíos económicos" que afronta y destacó la elección del nuevo presidente, Mohamed Mursi, como "un importante paso adelante".

"Egipto encara significativos desafíos económicos, especialmente la necesidad de retomar el crecimiento y encarar los desequilibrios fiscales y externos", afirmó un portavoz del FMI en un comunicado.

El pasado febrero, Egipto pidió al FMI un préstamo de 3.200 millones de dólares.

No obstante, no se había formalizado un acuerdo a la espera de la formación de un nuevo Gobierno.

El Fondo reiteró, en su breve nota, su "disposición para apoyar a Egipto a encarar estos desafíos y trabajar estrechamente con las autoridades".

Por último, subrayó que la elección de Mursi es "un paso importante" en la transición política en Egipto.

El islamista Mursi se impuso en la segunda vuelta de las elecciones presidenciales del domingo a su rival, el militar retirado Ahmed Shafiq.