El embajador de Venezuela en la República Dominicana, Alfredo Murga, dijo hoy que el nuevo presidente dominicano, Danilo Medina, "tiene toda la intencionalidad" de reforzar el acuerdo Petrocaribe, por el que el país caribeño recibe petróleo venezolano en condiciones preferentes.

"No podemos sino pensar que en el futuro inmediato, en el horizonte, entre nuestras dos naciones, la República Dominicana y la República Bolivariana de Venezuela, habrá más y mejor complementariedad económica, incluyente, cooperativa y solidaria", declaró el diplomático en una conferencia de prensa.

Danilo Medina, ganador de las elecciones presidenciales del 20 de mayo por el oficialista Partido de la Liberación Dominicana (PLD, liberal), sucederá en el poder a Leonel Fernández el próximo 16 de agosto.

El embajador destacó las ventajas de este acuerdo en una conferencia de prensa en la que compareció junto al presidente de la Refinería Dominicana de Petróleo (Refidomsa), Francisco Méndez, para anunciar la celebración, el viernes, de un acto con motivo del séptimo aniversario de la firma de Petrocaribe.

Petrocaribe fue suscrito en 2005 por catorce países y hoy forman parte de él dieciocho naciones de la región caribeña que reciben petróleo con facilidades de pago, aunque el acuerdo incluye también el desarrollo de proyectos sociales en áreas como turismo, educación, salud, vivienda, agricultura y deporte, entre otras, según un comunicado conjunto de la embajada venezolana y de Refidomsa.

"Apenas lo hemos comenzado", dijo Murga en referencia al desarrollo del acuerdo, y expresó su confianza en que "este convenio va a significar mucho más en los próximos años".

El diplomático destacó la importancia de Petrocaribe en el contexto de la "profunda crisis económica" que viven los países del norte, en particular los europeos, mientras que los latinoamericanos y caribeños "han podido sortear la crisis" gracias a acuerdos como este, que reflejan el surgimiento de "nuevos modelos económicos" diferentes "a los gastados y fracasados del norte".

La deuda de la República Dominicana con Petrocaribe asciende en la actualidad a unos 2.000 millones de dólares que el país isleño puede satisfacer no solo con divisas sino con pagos en especie, por medio del suministro de productos en los que venezuela es deficitario y de servicios.

El presidente de Refidomsa, de la que el Estado venezolano posee un 49 % a través de la compañía Petróleos de Venezuela (Pdvsa), calificó de "balón de oxígeno" para le economía dominicana este acuerdo, que ha permitido al país hacer frente "a las dificultades financieras en la región", gracias a la "visión solidaria" del presidente venezolano, Hugo Chávez.

Ménez indicó que los beneficios de Refidomsa se situaron en torno a los 2.000 millones de pesos (unos 51,1 millones de dólares) en 2011), cantidad similar a la de 2010.