Dos presuntos activistas de ETA fueron detenidos el martes en Francia, informó el Ministerio del Interior español, que vinculó a uno de los arrestados con dos de los últimos asesinatos perpetrados por el grupo separatista vasco.

Los supuestos etarras, que iban armados con sendas pistolas, fueron detenidos en la casa que compartían en la pequeña localidad de Albi, al sur de Francia, dijo el ministerio en un comunicado.

Uno de ellos, identificado como Ugaitz Errazquin Tellería, de 27 años, es considerado por las fuerzas de seguridad como uno de los miembros más activos de ETA y su nombre figura en varios sumarios abiertos por la Audiencia Nacional.

La policía lo relaciona con el comando que asesinó al concejal del Partido Socialista Isaías Carrasco y al empresario Ignacio Uría en 2008, dos de los últimos atentados mortales cometidos por ETA.

El otro detenido es José Javier Oses Carrasco, de 32 años, al que se relaciona con actos de violencia callejera en el País Vasco y sobre el que pesaban dos requisitorias de la justicia española.

ETA, catalogada como una organización terrorista por la Unión Europea y Estados Unidos, ha asesinado a 829 personas desde que en 1968 inició su campaña violenta de atentados, secuestros y extorsión para financiar sus operaciones.

La organización vasca, acorralada policialmente, anunció el 20 de octubre el cese definitivo de la violencia y su renuncia, tras 43 años, a la llamada lucha armada para lograr la independencia del País Vasco.

ETA pidió abrir un diálogo con el gobierno, que rechazó la negociación. El gobierno pidió a ETA la entrega de las armas y su disolución definitiva, dos pasos que todavía no ha dado el grupo vasco.