Investigadores argentinos anunciaron hoy el descubrimiento de una nueva especie de dinosaurio carnívoro que podría aportar datos clave para comprender la evolución de los lejanos antepasados de las aves.

La nueva especie, presentada hoy por investigadores del Museo Argentino de Ciencias Naturales (MACN) de Buenos Aires, fue bautizado como "Bicentenaria argentina" y sus restos fueron hallados en la sureña provincia de Río Negro.

"Es muy probable que sea el primer representante que se encuentra de un linaje nuevo dentro de la familia de celurosaurios, aquellos dinosaurios que eventualmente darían origen a las aves", destacó en un comunicado el Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET) de Argentina, del que depende el MACN.

El jefe del museo e investigador independiente del CONICET, Fernando Novas, señaló que "si bien dentro de los celurosaurios hay miembros como el tyrannosaurus rex o el velociraptor, no se conoce mucho acerca de las formas primitivas, los primeros celurosaurios".

Los ejemplares adultos del "Bicentenaria" habrían tenido entre 2,5 y 3 metros de largo, y eran ágiles y delgados y, por la forma de sus dientes y la presencia de garras, habrían sido cazadores.

"Se puede sospechar que podrían haberse alimentado de dinosaurios más pequeños, herbívoros o crías de dinosaurios", señaló Novas.

Por otra parte, los investigadores creen que este dinosaurio habría tenido el cuerpo cubierto por plumas.

Las rocas que contenían los huesos del "Bicentenaria" tienen alrededor de 90 millones de años y corresponden al período cretácico superior, entre 65 y 98 millones de años atrás.

"Los fósiles de celurosaurios primitivos son raros, y por lo tanto esta nueva especie es muy importante", destacó Steve Brusatte, de la división de Paleontología del Museo Americano de Historia Natural, Estados Unidos.

Para Brusatte, el hallazgo de "Bicentenaria" no sólo ayudaría a comprender mejor el árbol familiar de las aves y sus parientes más cercanos, sino que también "indica que los continentes del sur -Suramérica, África, Australia- tuvieron una mayor diversidad de dinosaurios pequeños y similares a las aves de lo que se esperaba".