El capturado líder de la banda armada Sendero Luminoso, Florindo Eleuterio Flores Hala, será enjuiciado por la muerte de 150 personas y el delito de narcotráfico, según la acusación fiscal difundida hoy por la prensa local.

El denominado "camarada Artemio" lideraba una facción de Sendero en la zona selvática del Huallaga, en el centro de Perú, que estaba enfrentada con otra encabezada por los hermanos Quispe Palomino, quienes reniegan de los fundadores de Sendero y están asentados en el Valle de los ríos Apurímac y Ene, al sur del país.

"Él ha reconocido que ha participado en acciones terroristas y ser integrante del Comité Central de Sendero Luminoso", dijo el fiscal Marco Guzmán al programa de televisión América Noticias.

El fiscal a cargo de la acusación agregó que, "en el caso de terrorismo agravado, se ha reunido suficientes medios probatorios como para asegurar la cadena perpetua" contra el excabecilla.

El expediente preparado por Guzmán para el juicio oral contra Flores Hala tiene 70 tomos y en él se presentan los cargos de terrorismo agravado, tráfico ilícito de drogas y lavado de activos.

De acuerdo a la investigación fiscal, el "camarada Artemio" tenía un laboratorio de procesamiento de cocaína en la localidad de Santa Rosa de Mishollo en la región San Martín, donde producía cinco toneladas de la droga al mes y donde cayó detenido por la Policía peruana en febrero pasado.