Argentina resolvió hoy suspender por tres años la aplicación del Acuerdo de Complementación Económica (ACE) en el sector automotor con México a raíz del "grave" impacto que tuvo un reciente convenio que suscribió ese país con Brasil, informaron fuentes oficiales.

Según el decreto firmado por la presidenta argentina, Cristina Fernández, el acuerdo fue suspendido luego de que Brasil y México acordaran en marzo pasado limitar su intercambio comercial de automóviles y definieran los montos específicos que serán aplicados por tres años.

Para eso, Brasil y México suscribieron un protocolo temporal que está vigente desde el pasado 19 de marzo.

Ese protocolo, según el decreto argentino, "no se ajustó a lo establecido" y "constituye una violación grave" del ACE 55, suscrito en 2002 entre México y los países del Mercosur, integrado por Argentina, Brasil, Uruguay y Paraguay, con Venezuela en proceso de adhesión.

Según ese acuerdo, "sólo se puede alterar su alcance siempre y cuando comuniquen dichas modificaciones y alteraciones acordadas entre ellos a las demás partes signatarias", señala el decreto.

"Ello supone una violación a los procedimientos prescritos, viéndose la República Argentina privada de efectuar las objeciones que por derecho le corresponden", agrega la medida.

El protocolo entre Brasil y México constituye así "una amenaza de daño grave, inminente e irreparable a los fabricantes de productos automotores argentinos, afectando al desarrollo de las inversiones presentes o futuras del sector en el territorio de nuestro país", agrega.

La resolución recuerda además que el ACE 55 establecía los plazos para la implementación del libre comercio en el sector automotor y promovía la integración y complementación productiva de sus sectores automotores.

Las condiciones establecidas para el comercio entre Brasil y México comportan un "indudable impacto sobre el Acuerdo en general, que desvirtúan de manera esencial el objeto y fin de los entendimientos" y tienen "un impacto significativo en las corrientes de comercio" en la región, sostiene el decreto.

El secretario de Economía de México, Bruno Ferrari, anticipó ayer que "se tiene conocimiento de que el día de mañana, 26 de junio, Argentina emitirá una disposición administrativa para suspender el ACE 55" con el argumento de su creciente déficit, en particular en el comercio de vehículos.

Esta decisión del país suramericano "dejará sin efecto las preferencias arancelarias acordadas con México para el sector automotriz", señaló el funcionario.

La medida fue tomada en momentos en que el ministerio de Economía y la Cancillería mexicana "están preparando un caso ante la Organización Mundial de Comercio en contra de Argentina", como parte de las medidas para resolver el problema de las barreras impuestas para el ingreso de productos al mercado argentino, dijo Ferrari.

Recordó además que en su momento "México rechazó la solicitud de Argentina de renegociar los compromisos bilaterales establecidos en el ACE 55".

México y Argentina firmaron en 2007 un Acuerdo de Asociación Estratégica que abarca diversos ámbitos, entre ellos la cooperación económica y el acercamiento comercial.

Según datos oficiales, en 2011 el déficit de Argentina con México en el comercio de automóviles ascendió a 995 millones de dólares, a partir de un déficit que en 2010 había sido de 380 millones de dólares.