Los jugadores de la selección italiana de fútbol Ignazio Abate, Giorgio Chiellini y Daniele De Rossi son duda por lesión para enfrentarse el jueves a Alemania en las semifinales de la Eurocopa de Polonia y Ucrania.

Abate y De Rossi acabaron tocados el encuentro de cuartos contra Inglaterra, mientras que Chiellini ya estaba lesionado antes con problemas musculares y espera recuperarse a tiempo para jugar ante los germanos.

El médico del combinado transalpino, Enrico Castellacci, compareció hoy en una rueda de prensa para hablar del estado de los tres jugadores.

"Abate tuvo una distensión muscular en el tendón de la corva izquierda y está haciendo fisioterapia adecuada como De Rossi, que sufre de ciática. Chiellini está llevando a cabo el programa de recuperación. Vamos a tratar de llevar adelante las terapias para tratar de ponerlos a disposición el entrenador para el partido contra Alemania", dijo.

Chiellini, que aseguró ayer en su cuenta personal de twitter que esperaba estar listo para el encuentro de semifinales, fue analizado más a fondo por el médico de Italia.

"Yo no hablaría de un milagro, yo diría que hay componentes que deben ser considerados. El primero, que nos encontramos en una gran competición como la Eurocopa; el segundo, que los entrenadores y fisioterapeutas trabajan muy bien; y el tercero, su disponibilidad, que me recuerda lo que hizo Gattuso en el año 2006 (en el Mundial de Alemania)", señaló.

"Los tiempos son ajustados. Se juega el jueves (el partido) y tengo tiempo hasta entonces para la recuperación de los chicos. Dos días son decisivos, no hay que buscar excusas, pero el partido del domingo fue pesado en términos físicos y emocionales, concluyó Castellacci refiriéndose a las 48 horas menos que tendrán para recuperarse respecto a la selección alemana.