Esta vez no corrió sangre, no hubo escenas.

Pero el resultado fue el mismo: David Nalbandian perdió con Janko Tipsarevic en la primera ronda de Wimbledon, su primer partido desde que fue descalificado por lastimar a un juez de línea al patear un cartel en una expresión de frustración durante la final del torneo del Queen's Club.

El juez sufrió una herida en una pierna que sangró profusamente.

Si bien Nalbandian pudo controlar sus emociones, de todos modos perdió con el serbio Tipsarevic (cabeza de serie número ocho) 6-4, 7-6 (4), 6-2.

El argentino, finalista en Wimbledon en el 2002, dijo que sintió que el público lo apoyó a pesar del incidente en el Queen's Club.

Los dos jugadores fueron recibidos con un aplauso al ingresar a la cancha auxiliar número uno para disputar el primer partido del día.

"Creo que todo el mundo comprendió que lo que hice no estuvo bien, pero que tuve mucha mala suerte también", expresó Nalbandian.

El argentino fue multado por la ATP y además se le quitaron 150 puntos en la clasificación mundial por conducta antideportiva.

Esa sanción afectó sus posibilidades de llegar más lejos en Wimbledon ya que le impidió ser cabeza de serie y de entrada tuvo que enfrentar a un rival de sumo riesgo.

Nalbandian, no obstante, dijo que la causa real de que no fuese cabeza de serie fueron los resultados que ha logrado este año, que no han sido buenos.

"Llevo seis meses jugando", sostuvo. "Si no soy cabeza de serie, no es por lo que pasó en una semana".

Nalbandian cometió su exabrupto contra el croata Marin Cilic, que fue declarado ganador del torneo del Queen's Club.

Al sudamericano le aplicaron sanciones financieras de 70.000 dólares y la ATP dijo que también le había quitado 150 puntos en la clasificación. Agregó que no habrá más castigos porque no fue la intención de Nalbandian lastimar al juez de línea.

Nalbandian no pudo aprovechar las oportunidades que se le presentaron ante Tipsarevic, al punto de que desperdició ocho de los nueve puntos de ruptura que tuvo.

"Así son las cosas en estos partidos", declaró. "Hay que jugar mejor los puntos importantes. Yo no lo hice".

Nalbandian dijo que había sido entrevistado por la policía en torno a una denuncia de agresión, pero que no sabía si la investigación continuaría.

"No sé qué van a hacer. Yo hice mi declaración y no supe nada más", indicó.