Un carabinero italiano murió hoy y otros dos resultaron heridos al estallar un artefacto en un campo de formación de la Policía afgana en la localidad de Adraskan, informaron fuentes de Defensa.

El atentado se produjo a las 08.50 hora local (04.20 GMT) cuando estalló un artefacto cerca de una de las garitas de observación próxima al polígono de tiro de uno de los campos, en los que militares italianos se ocupan de la formación de la policía afgana.

En el atentado murió el carabinero Manuele Braj, de 30 años, y otros dos sufrieron heridas en las piernas y fueron ingresados en el hospital de campaña del Ejercito italiano en Shindand, pero su estado no es grave.

El presidente de la República, Giorgio Napolitano, expresó su "profunda conmoción" por el atentado y su "cercanía a los familiares de la víctima mortal", así como su deseo de que "los militares heridos puedan superar este momento crítico".