El presidente ruso, Vladimir Putin, iniciará hoy en Israel una minigira por Oriente Medio en la que se entrevistará con su homólogo israelí, Simón Peres, y el primer ministro, Benjamín Netanyahu, con quienes abordará el problema nuclear iraní y el conflicto sirio.

Putin llegará sobre las 12.00 hora local (09.00 GMT) al aeropuerto de Ben Gurión, cerca de Tel Aviv, donde será recibido por el titular de Asuntos Exteriores israelí, Avigdor Lieberman, con quien se trasladará a la ciudad costera de Netania para participar junto a Peres en la inauguración de un monumento en recuerdo de los soldados del Ejército Rojo.

El presidente ruso viaja acompañado de una delegación de 300 personas, entre ellos ministros, funcionarios del gobierno, asesores y periodistas, que llegarán a Israel en cuatro aviones.

Tras el acto en Netania, Putin se desplazará a Jerusalén, donde mantendrá un encuentro con Netanyahu en su residencia oficial, al que seguirá un almuerzo de ambos con Lieberman, el titular de Defensa, Ehud Barak; el ministro de Diplomacia Pública y Asuntos de la Diáspora, Yuli Edelstein, y el jefe de la coalición gubernamental, Zeev Elkin.

Peres también mantendrá una reunión con Putin en su residencia y le agasajará posteriormente con una cena de Estado.

En los diferentes encuentros, los dirigentes israelíes insistirán a Putin para que apoye nuevas sanciones internacionales para frenar el proyecto nuclear de Irán, un país con el que Rusia tiene fuertes lazos.

Asimismo tratarán sobre Siria, donde Israel pedirá que Rusia garantice que las bases de cohetes no convencionales no caigan en manos de los rebeldes o de organizaciones terroristas, informa hoy el diario Yediot Aharonot.

En el plano económico, Putin quiere respaldar los intereses de empresas rusas en el mercado israelí del gas natural, en un proyecto ferroviario y en materia de agricultura y tecnología.

Mañana, martes, por la mañana el presidente ruso se verá con su colega palestino, Mahmud Abás, en la Muqata o sede oficial palestina de Belén e inaugurará un centro cultural ruso en esa ciudad.

A primera hora de la tarde partirá a Jordania a través del cruce fronterizo de Allenby-Rey Husein, en la Cisjordania ocupada.

La visita de Putin es la segunda que realiza a la zona, después de la que hizo en 2005, y se convierte en el segundo viaje de un dirigente ruso a la región tras el que hizo el entonces presidente Dmitri Medvedev en enero del pasado 2011.