La primera pesca de mariscos de la costa de Fukushima en el Japón desde que se produjo el desastre nuclear se puso el lunes a la venta después de aprobar intensas pruebas para detectar radiactividad.

Una cooperativa de pescadores de la prefectura de Fukushima dijo que el lunes sólo se iban a poner a la venta pulpo y caracoles marinos.

Los mariscos fueron recogidos el viernes y fueron cocidos a fin de que duren más mientras eran sometidos a pruebas radiactivas.

La asociación de pescadores dijo que el nivel de radiactividad era tan bajo que casi no era detectable.

Los pulpos y los caracoles marinos fueron los primeros productos seleccionados para las pruebas debido a bajo nivel de radiación. Otros productos como el pez solla, robalo y otros peces procedentes de Fukushim no pueden ponerse a la venta aún por su alto nivel de radiación.

El desastre nuclear fue provocado en el litoral del noreste de Japón por un maremoto y terremoto causados el 11 de marzo del 2011.