Los presidentes de Colombia, Juan Manuel Santos, y de Corea del Sur, Lee Myung-bak, firmaron hoy una declaración por la cual dieron por terminadas las negociaciones de un Tratado de Libre Comercio (TLC) y dejaron así en manos de los Legislativos de ambos países la aprobación final del acuerdo.

La rúbrica tuvo lugar en la Casa de Nariño (sede del Ejecutivo colombiano y residencia oficial del presidente Santos), a donde hoy llegó Lee con una comitiva de medio centenar de personas.

Tras ser recibido con honores militares en el patio de armas, ambos pasaron inmediatamente a uno de los salones del Palacio de Nariño para proceder a la firma del documento.

Los Gobiernos de Corea del Sur y Colombia comenzaron a negociar el TLC en 2009 y celebraron este mes de junio la última ronda, por lo que ahora se iniciarán los trámites de suscripción y ratificación que pueden demorarse un año.

Lee fue recibido hoy por Santos tras un agitado fin de semana en Bogotá, donde el domingo asistió a la feria Expo Corea 2012, que ha convocado desde el viernes a empresarios del país asiático de la construcción, equipos médicos, vehículos y autopartes.

En esa feria, la Oficina de Promoción de Exportaciones e Inversiones (Proexport) ofreció a los coreanos los productos colombianos.

La nación asiática está interesada en comprar productos agroindustriales colombianos como frutas, carne, café y pollo, dada la demanda de alimentos para abastecer a los 48 millones de surcoreanos.

En la firma del documento que acreditó el final de las negociaciones del TLC también estuvieron presentes los ministros de Comercio de Colombia, Sergio Díaz-Granados, y de Corea del Sur, Bark Pae-Ho.