La fecha para que se abra el mercado de los agentes libres se acerca y dos de los bases más cotizados que van a estar disponibles, como el veterano canadiense Steve Nash, y el estelar Deron Williams, tienen muy claro cuales son sus intereses.

Sin embargo, los mismos podrían estar relacionados con la decisión que puedan tener los dos bases a la ahora de decidirse por el equipo en el que desean jugar las próximas temporadas.

Mientras que Nash ha vuelto a reiterar que estará abierto a todas las ofertas que se le presenten, incluida la de la continuidad con los Suns de Phoenix, Williams ha sido más selectivo y ha dejado muy claro que sus prioridades están puestas en sólo dos equipos.

Williams, de 27 años, no tendría inconveniente en seguir con los Nets de Brooklyn, anteriormente New Jersey Nets, equipo al que llegó traspasado por los Jazz de Utah a finales de la temporada del 2010-2011, o los Mavericks de Dallas, donde lograr su fichaje se ha convertido en la gran prioridad.

Sin embargo, el destino final de ambos jugadores podría estar condicionado entre si, ya que si Williams no sigue con los Nets, entonces el equipo de Brooklyn tiene en la lista de los que pueden ocupar su puesto al propio Nash.

Williams tendrá que decidir entre los 100 millones de dólares que le ofrecen los Nets por cinco temporadas y seguir en un proceso de reconstrucción del equipo, sin aspiraciones inmediatas a luchar por un título de liga, o unirse a los Mavericks por 75 millones y cuatro años, pero más probabilidades inmediatas de lograr un anillo de campeón.

Además, Williams también es consciente que llegó a los Nets porque el dueño del equipo, el ruso Mikhail Prokhorov, después de meses de intentar el traspaso del alero Carmelo Anthony, de los Nuggets de Denver, fueron sus vecinos de los Knicks de Nueva York, quienes lo consiguieron.

Williams, que la pasada temporada logró promedios de 21 puntos y 8,7 asistencias por partido, en declaraciones al periódico de "Los Angeles Times" admitió que a su edad ya no estaba por la labor de trabajar en un proceso de reconstrucción, sino todo lo contrario, desea ganar y ahora.

"Además, quiero vivir en un lugar en el que me sienta a gusto y mis hijos disfruten", destacó Williams, que creció, estudió e inició su carrera como jugador colegial en el área de Dallas.

Mientras que el veterano base canadiense de 38 años, que también jugó con los Mavericks, podría recibir al menos ofertas de hasta ocho equipos, incluida la de la franquicia de Dallas, y los Nets, en función de lo que decida Williams, que también estará con el equipo de Estados Unidos en los Juegos de Londres 2012.

Nash, a diferencia de Williams, no ha cerrado las puertas a ninguna de las ofertas que le puedan llegar a partir del próximo 1 de julio, incluida la de los Suns, si realmente desean que continúe con ellos.

Luego en la lista también están los Trail Blazers de Portland y los Raptors de Toronto como los mejores situados porque manejan una situación económica favorable para ofrecerle un gran contrato.

Igualmente, los Bulls de Chicago y los Mavericks también manejan la posibilidad de contratar a Nash por un acuerdo más pequeño, pero con la garantía de luchar por el anillo.

Los Knicks de Nueva York y los flamantes nuevos campeones de la NBA, los Heat de Miami, parecen quedarse fuera de la pelea por Nash, ya que la cantidad que pueden ofrecerle es bastante baja con respecto a los demás.

"Mi posición a partir del domingo será tener la puerta abierta para recibir todas las ofertas que me puedan llegar y luego analizar con tranquilidad cual es la que me aporta más elementos de los que busco conseguir, en lo que será mi último contrato como profesional", declaró Nash a distintos medios de comunicación.

La prioridad de Nash es conseguir un contrato de tres años con un equipo aspirante al Campeonato de la NBA, una combinación nada fácil, pero que dada su trayectoria y calidad profesional es más que posible, aunque para conseguirlo de alguna manera tendrá antes que esperar también a conocer cual será la decisión final de Williams.