Los países de la Unión Europea (UE) dieron hoy oficialmente su apoyo a la firma y aplicación del acuerdo de asociación negociado con seis países de América Central, aunque para que pueda entrar en vigor será necesario todavía el visto bueno del Parlamento Europeo.

Los ministros de Exteriores de la UE, reunidos en un Consejo en Luxemburgo, dieron su respaldo al tratado al inicio de la reunión, como un punto sin debate, indicaron fuentes comunitarias.

Está previsto que la firma del documento se materialice este viernes 29 en Tegucigalpa, en una ceremonia en la que participará el comisario europeo de Comercio, Karel De Gucht, junto a autoridades de los países incluidos en el acuerdo: Honduras, Costa Rica, Nicaragua, El Salvador, Guatemala y Panamá.

La firma se producirá en el marco de la XXXIX Cumbre Ordinaria de Jefes de Estado y de Gobierno de los países miembros del Sistema de la Integración Centroamericana (Sica), que se celebrará en la capital hondureña el 28 y 29 de junio.

De este modo, se da un paso más en el largo procedimiento de tramitación del acuerdo desde que las partes cerraron su negociación en mayo de 2010.

El acuerdo de asociación entre la UE y Centroamérica es el primero que el bloque europeo logra cerrar de región a región, y está basado en el diálogo político, la cooperación y el libre comercio.

A pesar de que la decisión tomada hoy por el Consejo de la UE permitiría legalmente la aplicación del tratado, el comisario De Gucht se ha comprometido personalmente a esperar al "dictámen conforme" del Parlamento Europeo para que esto ocurra.

La Eurocámara, tras la entrada en vigor del Tratado de Lisboa el pasado 1 de diciembre de 2009, tiene en su mano aceptar o rechazar los tratados comerciales que negocie la Comisión Europea en nombre de los Veintisiete.

Está previsto que el voto en sesión plenaria en la Eurocámara tenga lugar el próximo mes de septiembre.

El comercio bilateral entre la UE y Centroamérica en 2010 ascendió a 12.000 millones de euros, y los Veintisiete exportaron a la región centroamericana 4.500 millones de euros e importaron 7.600 millones.