La prima de riesgo de España alcanzaba hoy a las 11.20 hora local (09.20 GMT) los 500,1 puntos básicos, 21 más que al cierre de la sesión precedente, después de que el rendimiento del bono español a diez años subiera al 6,5 % en el mercado secundario de deuda.

Tras comenzar la sesión en 479 puntos básicos, el diferencial entre el bono español a diez años y el alemán del mismo plazo evolucionaba al alza debido al repunte del interés del bono hispano en el mercado secundario, que pasaba del 6,36 % al 6,522 %.

El sobrecoste que los inversores exigen por la compra de deuda soberana española frente a la alemana se ensanchaba después de que el interés del bono germano cayera al 1,522 %, desde el 1,57 % de la apertura.

Despejadas las incógnitas sobre las necesidades de capital de la banca española y emitida hoy formalmente la correspondiente petición al Eurogrupo, la atención de los inversores está ahora puesta en la cumbre europea que comienza el jueves en Bruselas, señala el equipo de estrategia de Self Bank.

Según el departamento de análisis de Bankinter, por lo que respecta a la ayuda que espera recibir la banca española ahora la clave es conocer los términos y las condiciones.

El Fondo Monetario Internacional (FMI), señala Bankinter, está presionando para que se haga una recapitalización directa a la banca sin pasar por el Estado, una opción "difícil de realizar" pero no imposible ya que "no podemos descartar que Alemania termine cediendo".