La Organización de los Estados Americanos (OEA) anunció hoy que ha enviado una misión de 91 observadores liderada por el expresidente colombiano César Gaviria para las elecciones presidenciales del próximo 1 de julio en México.

La misión de observación electoral, la primera que la OEA envía en su historia a unas elecciones generales en México, comenzó el pasado jueves 21 a desplegar por todo el territorio mexicano a sus 91 observadores, pertenecientes a 18 países de las Américas y Europa, informó el organismo hemisférico en un comunicado.

"La misión dará seguimiento a las denuncias, inquietudes o preocupaciones que puedan surgir durante el proceso electoral y las remitirá a las autoridades que correspondan para su procesamiento", indicó la OEA.

Gaviria, expresidente de Colombia entre 1990 y 1994, fue designado por el secretario general de la OEA, José Miguel Insulza, como jefe de la misión de observadores, y viajó a principios de mayo a México en una visita preliminar.

A partir de entonces, el exmandatario "ha mantenido entrevistas y reuniones con autoridades electorales, políticas y gubernamentales, así como con representantes de la comunidad nacional e internacional", señaló el comunicado.

La misión de la OEA también observó el simulacro para la transmisión de resultados que tuvo lugar el pasado 10 de junio.

La metodología de la misión será, según el organismo hemisférico, tanto de género como de financiación de la política.

En ese sentido, analizará aspectos como "el acceso de las mujeres a ser elegidas, su posición en la conformación de las mesas de votación y el nivel de participación femenina", pero también se centrará en "la relación entre política y dinero".

En concreto, observará "el financiamiento de las campañas y la rendición de cuentas de las organizaciones políticas a la autoridad electoral", de acuerdo con el comunicado.

Insulza confirmó a finales de mayo que esta misión de observación será la primera de la OEA en unos comicios presidenciales en México, donde ha supervisado otras elecciones menores, como las de gobernadores.

Sin embargo, el titular de la OEA descartó que el hecho de la observación signifique "una mayor preocupación" del organismo sobre las elecciones del 1 de julio respecto a otros comicios.

"Tenemos gran confianza en el sistema electoral mexicano, tanto para llevar adelante una elección transparente como para cubrirse del riesgo de cualquier intento por afectarla", dijo a periodistas.

El 1 de julio están convocados a las urnas cerca de 79,5 millones de mexicanos, que deberán elegir a más de 2.000 funcionarios públicos, incluidos el presidente, 628 legisladores y varios gobernadores.