Tres jóvenes opositores nicaragüenses que cumplieron hoy cuatro días en huelga de hambre anunciaron que mantendrán la protesta durante un mes más, en demanda de la renovación de organismo electoral del país, al que acusa de favorecer al gobierno del presidente Daniel Ortega.

Los miembros de la opositora organización Juventud Patriótica aducen que el cambio de los magistrados del Consejo Supremo Electoral (CSE) es una medida indispensable para "garantizar" que sean "justos" los comicios municipales de noviembre próximo.

"Habíamos pensado en una huelga (de hambre) de tres días, pero al ver que queremos causar una motivación en todos los nicaragüenses decidimos que la vamos a ampliar a 30 días", declaró a periodistas José Ruiz Barbosa, uno de jóvenes en ayunas.

Desde el pasado jueves, Ruiz Barbosa, Luis Herrera y Caled Toruño se declararon en ayuno frente a la sede del organismo electoral, en Managua.

"Vamos a llegar hasta las últimas circunstancias", sostuvo Ruiz Barbosa.

Uno de los magistrados electorales, Luis Benavides, dijo este lunes a Efe que la protesta de los opositores "no merece ningún comentario", sin aportar más.

Los opositores acusan a los magistrados electorales de haber cometido un fraude en las elecciones generales del año pasado, en las que el presidente Daniel Ortega logró su reelección.

Por tal motivo, exigen un nuevo órgano electoral que, a su criterio, garantice comicios locales transparentes.

Unos 3,3 millones de nicaragüenses están habilitados para elegir el próximo 4 de noviembre a 153 alcaldes y vicealcaldes, así como a sus concejales.