El presidente de Perú, Ollanta Humala, inauguró hoy en Lima una reunión internacional antidrogas con la participación de delegaciones de 61 países y 16 organismos, y pidió que se unifiquen criterios para esta lucha.

"Creo que es importante que ya no hablemos de países productores ni de países consumidores, esa visión al final no nos ha llevado al éxito en la lucha contra las drogas. Todos los países tenemos que vernos como un conjunto, buscar intercambio de información, cooperación técnica, asistencia técnica, medidas de prevención y compartir experiencias exitosas", afirmó Humala.

El mandatario peruano estaba acompañado en la mesa principal por el director de la Oficina de Políticas de Control de Drogas de EE.UU., Gil Kerlikowske; el ministro de Relaciones Exteriores de Afganistán, Zalmai Rassoul; el presidente del Comité Estatal Antinarcóticos de Rusia, Victor Ivanov, y del viceministro del Interior de Ghana, Kwabena Owuso.

También acompañaban a Humala el presidente del Consejo de Ministros peruano, Óscar Valdés; el ministro de Relaciones Exteriores de Perú, Rafael Roncagliolo, y la presidenta ejecutiva de la peruana Comisión Nacional para el Desarrollo y Vida sin Drogas (Devida), Carmen Masías.

Durante la Conferencia Internacional de Ministros de Relaciones Exteriores y Jefes de Organismos Nacionales Especializados Contra el Problema Mundial de las Drogas que se desarrolla hasta mañana, Humala señaló que en las zonas productoras de coca, principal insumo para la cocaína, existe gran pobreza y desigualdad.

"Está el tema económico, la falta de presencia del Estado en la zona donde se produce la hoja de coca y el surgimiento de economías ilegales", sostuvo.

El gobernante peruano reconoció que faltan tareas por cumplir en la lucha contra las drogas, aunque en su país se ha logrado "experiencias exitosas" en el programa de cultivos alternativos a la hoja de coca y además se ha destinado un presupuesto para pelear contra este flagelo.

"El Estado peruano viene destinando aproximadamente 230 millones de dólares por año para combatir esta situación y este fenómeno global, pero no es suficiente si no logramos unirnos todos los países. Los países donde la mayor parte de los embarques de droga están yendo a contaminar también sus sociedades", agregó.

Humala se mostró optimista de que los países participantes en la reunión lleguen a políticas compartidas y consensuadas en una declaración conjunta.

Tras la inauguración, Carmen Masías indicó a los periodistas que la declaración de Lima ha sido revisada por todos los países participantes desde hace tres meses en Viena.

Masías también declaró que en esta cita a puerta cerrada se dará "una discusión informal" para poder tener más éxito en el combate antidrogas.

El acceso de los periodistas a la conferencia de hoy terminó con el discurso inaugural de Humala, tras el cual quedó cerrado para los comunicadores el hotel del distrito de San Isidro donde se realiza la reunión.

Las medidas de seguridad han sido muy estrictas en los alrededores de la sede de la conferencia, donde se cercaron algunas vías de acceso y había presencia de miembros de Seguridad del Estado y de la Unidad de Desactivación de Explosivos.